ESAS GRANDES OLVIDADAS: LAS CEJAS

Hoy os voy a hablar de un tema al que poco a poco se le va dando el lugar que requiere; pero al que normalmente no se le ha otorgado toda la importancia que debería tener: Las cejas.Es un tema más amplio de lo que se cree. Sé que me voy a extender un poco, pero creo que merece la pena :)

Me refiero a su importancia ya que son un punto clave en la expresividad de un rostro. Según la forma de nuestras cejas nuestro rostro dará a entender una cosa u otra, sobre todo en el día a día. Unas cejas pueden dar la sensación de tristeza, enfado o seriedad en la persona, aunque no sea así.

Hay veces que a lo mejor nos han o hemos dicho: Oye ¿Te pasa algo hoy? Estas seria. Seguramente no nos pasa nada, pero esto puede que sea porque nuestro rostro transmite esa sensación a los demás.

Si por ejemplo tenemos ojos caídos y la ceja también tiene esa forma esto enfatizará ese aspecto. Si por el contrario la ceja está levantada lo contrarrestará.

Es importante recalcar que cada persona necesita remedios diferentes, ya que cada una tiene las cejas y el rostro de una forma determinada.

Pero existe una regla “estándar” o “universal” con la que nos podemos guiar a la hora de realzar la forma de nuestra ceja:

Primero trazamos una línea recta imaginaria que iría desde la aleta de la nariz, pasando por el lagrimal del ojo, hasta la ceja. Este sería el punto donde tendría que comenzar nuestra ceja. Siempre podemos ayudarnos de un pincel, un palito de naranjo, un lápiz… para que nos guíe.

Luego trazamos otra línea recta que vaya en diagonal desde la aleta de la nariz, pasando por el lagrimal exterior del ojo, hasta la ceja. Este sería el punto donde terminaría nuestra ceja.

Finalmente y  para dotar a la ceja de una buena curvatura: trazamos otra línea recta imaginaria que vaya en diagonal desde la aleta de la nariz, pasando por el centro de nuestra pupila (cuando miramos de frente), hasta nuestra ceja. Este sería el punto más alto de la ceja. Hasta esta altura asciende la ceja desde su comienzo y a partir de aquí desciende hasta el final, ambos ya marcados previamente.

De esta manera obtenemos una ceja que realza y está en armonía con nuestro rostro.

No obstante esta regla no sirve universalmente para todo el mundo, ya que existen diferentes tipos de cejas, ojos y rostros.

El “canon” que hoy en día se sigue en cuanto a separación de ojos ideal es que entre los dos ojos haya una separación equivalente a la longitud de un solo ojo.

De nuevo nos encontraremos con que no todo el mundo reúne este esquema.

Por ello os voy a proponer posibles soluciones para los distintos tipos cejas, ojos y perfiles de rostro. Todo se trata de pequeños truquitos para dar una sensación visual diferente:

CEJAS RECTAS

Para intentar dotar de cierta curvatura a una ceja recta y poco expresiva necesitamos depilar algunas zonas; concretamente el comienzo de la parte superior y la parte media inferior, con el objetivo de crear esa curvatura de la que se carece.

En cuanto a la separación de los ojos, depende de lo juntos o separados que estén habrá que cambiar la altura a la que hay que comenzar a depilar la ceja.

OJOS SEPARADOS

Aquí no nos funciona la regla general que toma como referencia las aletas de la nariz. Tendremos que atraer la ceja por delante de la línea marcada por la aleta y el lagrimal: bien porque nazca ahí el pelo o maquillemos esa parte.

OJOS JUNTOS

En este caso por el contrario depilaremos el comienzo de la ceja un poco más de lo que deberíamos para dar una apariencia de mayor separación.

ROSTRO ANCHO

Lo primero a tener en cuenta es la separación entre ojos. Si no están muy juntos o muy separados alargaremos  el extremo exterior de la ceja, ocupando así parte del espacio que hay entre la ceja y el nacimiento del cabello para poder contrarrestar esta sensación de rostro ancho.

Un ejemplo muy visual es el rostro de la actriz Christina Ricci, que alarga su ceja para contrarrestar la anchura de su rostro.

ROSTRO OVALADO

Acortaremos un poco la longitud de la ceja por su parte exterior. Sólo un poco para que quede natural. De esta manera queda a la vista una zona un poco más amplia y despejada de rostro en sus laterales; esto contrarrestará un poco esa sensación de cara ovalada.

MAQUILLAJE

El maquillaje de nuestras cejas puede suponer un antes y un después, ya que con este podemos dar un mayor espesor, una mayor largura, incluso una forma determinada a las cejas.

Hoy en día hay muchas marcas comerciales ya tienen su propia guía de color en cuanto al maquillaje de cejas (Bobbi Brown, Anastasia Beverly Hills…), esto nos es bastante útil ya que nos ayudará a elegir en color correcto para nuestra ceja sin cometer errores. Uno de los más frecuentes en las personas de cabello muy oscuro es optar por rellenar su ceja son una sombra negra: ERROR! Nunca utilizaremos el color negro, siempre tonos en la gama de los marrones por muy oscuro o claro que pueda ser el cabello. Aquí os pongo ejemplo de algunas guías de color.

Actualmente en el mercado existe una infinidad de productos dedicados al maquillaje de cejas. Cada tipo de ceja tiene un producto adecuado para ella. Los más frecuentes son:

  • Sombras, con ellas obtenemos una ceja natural. Es para cejas que tienen pelo pero se quieren definir un poco o rellenar algún hueco. Se puede controlar la intensidad muy fácilmente. Para maquillar la ceja con sombra nunca hay que depositar la primera pincelada en el nacimiento, ya que si la brocha está cargada de pigmento se notará mucho el pegotón de color. Si la aplicamos color solo un poquito más adelante tenemos ya un margen para difuminar, quedando así más natural. Si os fijáis la mayoría de los estuches de sombras para cejas tienen dos colores: uno más claro y otro más oscuro. Esto es porque para dar una mayor naturalidad tenemos la opción de utilizar el tono oscuro para el primer sector de la ceja y el tono claro para el segundo. Es válida cualquier sombra de ojos, no tiene porque ser necesariamente un kit :)

  • Lápiz, entraña un poco más de dificultad al ser más preciso que la sombra. Es muy útil si tenemos huecos muy marcados, así los rellenamos cómodamente. También es perfecto si se quiere dibujar un trozo de ceja que no existe.

  • Gel, sirve tanto para dar color como para peinar la ceja y que quede fija en su sitio, ya que no todo el vello de las cejas crece en la misma dirección. Es muy adecuado si queremos cubrir rápidamente las pequeñas canitas.

En cuanto a las brochas, las ideales para la ceja son las biseladas ya que hacen más cómoda la aplicación del producto. Un ejemplo es la brocha 266 de Mac.

Por último, para resaltar la forma de nuestra ceja podemos definirla por su contorno inferior con una sombra clarita tipo vainilla que creará un contraste de color entre nuestra piel y el pelo de la ceja, iluminando y haciendo que la ceja destaque un poco más.

Esta imagen creo que resume todo lo dicho anteriormente y la diferencia que puede marcar en el rostro una ceja.

Personalmente recomiendo acudir a un especialista si no tenemos mucha maña, y a partir de ahí podemos ir cuidándolas en casa. En mi caso dentro de poco acudiré al “Brow Bar” que Benefit tiene en su stand de Sephora en Sevilla. Así que ya os contaré la experiencia!

Bueno espero que no se os haya hecho muy largo y que os sirva si teníais dudas :)

Anuncios